jueves, 10 de mayo de 2012

Los humedales, la retención y exportación de sedimentos y nutrientes


Los humedales desempeñan un papel fundamental en el reciclado natural de los sedimentos y nutrientes en el medio ambiente, que representa un atributo sumamente benéfico para los medios de vida y el bienestar de las personas, pero que puede dañarse fácilmente por culpa del desarrollo no sustentable. Los humedales, además de permitir que los nutrientes queden ‘bloqueados’ en la vegetación. Cuando el agua de lluvia fluye por el terreno, transporta consigo partículas de sedimento (como arena, limo o arcilla). Los arroyos pequeños se unen y forman ríos, y todos ellos transportan enormes cantidades de sedimentos a lo largo del terreno. Cuando estos ríos llegan a otros humedales, como lagos y pantanos de las llanuras de inundación, la velocidad del caudal de agua disminuye rápidamente. Un canal fluvial estrecho, por el que se traslada el agua con rapidez, cuando llega a la llanura puede extenderse lentamente a través de la superficie de un amplio valle, donde las formaciones vegetales de los humedales, como los lechos de juncáceas o los bosques de la llanura de aluvión, también actúan como barreras físicas que frenan el agua y retienen los sedimentos[1].
Se considera que los humedales son unos de los hábitats más productivos del planeta, entre ellos los bajos de lodo, marismas, cañadas y manglares de estuarios fluviales y deltas, ya que prestan un apoyo decisivo a la pesca y proporcionan alimento a millones de aves acuáticas migratorias.[2] Sin embargo, la existencia de estos humedales depende directamente de un aporte regular de sedimentos. El delta del Ebro, situado al noreste de España, necesita unos 2 millones de metros cúbicos anuales de sedimentos sólo para mantener su estado actual[3].


[1] Retención y exportación de Sedimentos y Nutrientes, Gland, Convención de Ramsar, 2009,  p. 1
[2] Ídem.
[3] Saren Starbridge, A turnaround in water management, WWF, Agosto 2004.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada